Jul 2017
Un grupo de mujeres colombianas compartió sus historias de migración y sus esperanzas de futuro con centenares de visitantes a la edición anual  del Women and War: Exodus festival. 
 
Las mujeres –que salieron de Colombia a lo largo de las cinco décadas de conflicto armado- forman parte de la Comisión de Verdad, Memoria y Reconciliación de las mujeres colombianas en la diáspora (CVMR), una iniciativa apoyada por Conciliation Resources. La Comisión crea espacions –por ahora en Londres y en Barcelona- para compar

Imagina la paz

La Comisión organizó el Día de Colombia, el acto inaugural de un mes de actividades en el marco del festival Women and War: Exodus, que analiza el impacto de la guerra sobre las mujeres y las rutas que emprenden para rehacer sus vidas.
 

“Helga”“Helga”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El día arrancó con una exposición fotográfica de retratos de mujeres de la Comisión, junto a testimonios sobre sus vidas en Colombia y su proceso migratorio. Las imágenes fueron tomadas por Ingrid Guyon como una apuesta de recreación artística de los testimonios, y como una forma de reparación y sanación de las mujeres. Nelly y Elisabeth son dos de las mujeres de la Comisión:

La sesión fotográfica fue algo único, es una expresión artísitica preciosa que trae a la vida una combinación extraña de la tristeza y la esperanza que comporta el exilio.

Nelly

La experiencia de ser entrevistada y fotografiada me ha permitido emerger de la invisibilidad después de tantos años de frustración como victima del conflicto armado.

Elisabeth

 

“Camilla”
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En los testimonios que acompañan las fotografías muchas mujeres comparten el valor de la Comisión y cómo les ha cambiado la vida:
 

Con la Comisión he recuperado la fe en la paz en Colombia. La Comisión me siento cómoda, comprendida y no juzgada.

Barbara

La Comisión me ha empoderado en el marco de mi proceso migratorio, y me ha permitido sanar el trauma causado por la Guerra en Colombia. He descubierto un nueva familia y desarrrolado una red en Londres. La Comisión me ha apoyado en momentos difíciles y le estoy profundamente agradecida a todas las mujeres.

Sofia

Me ha permitido la oportunidad de conectar con el pasado en Colombia, que de alguna forma se había olvidado. La Comisión no ha ofrecido la oportunidad de encontrarnos, individualmente como mujeres migrantes, y colectivamente como mujeres resilientes.

Myriam

Para mí la Comisión es un proyecto precioso que nos permite compartir nuestras historias de vida. Estas historias nos han enseñado que a pesar de la diversidad de pensamiento, ideología o religiones el dolor nos une y nos hace fuertes. La Comisión ha permitido que mi voz sea tan fuerte que puede ser escuchada en varios lugares del mundo.

Elisabeth

“Ana

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Durante la exposición se proyectó también el video “Rompiendo el silencio” sobre las mujeres colombianas en el exterior que trabajan por la paz en Colombia, y por el reconocimiento de su experiencia y habilidades.

Victoria

Uno de los momentos estelares de la jornada fue la presentación de un monólogo a cargo de la famosa actriz colombiana Alejandra Borrero. El monólogo cuenta la historia de Ana Victoria Bastidas -una amiga de Alejandra e integrante de la Comisión- que fue secuestrada en Colombia y acabó migrando al Reino Unido. El pasado 1º de julio fue consagrada como primera mujer colombiana sacerdote en la iglesia anglicana. Sobre el Día de Colombia Ana Victoria comentó lo siguiente:

Para mí esto no es sólo una presentación teatral, se trata de mi vida. Esta noche estoy rompiendo una barrera, contando mi historia a otras personas. Desde que me integré en la Comisión me he vuelto a sentir colombiana. Estoy en condición de volver a amar mi país.

Alejandra Borrero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La noche terminó con mujeres de la Comisión, vestidas de blanco, cantando y bailando canciones tradicionales colombianas. Patricia Díaz fue una de las organizadoras del evento:

Esta noche hemos tenido ocasión de compartir nuestro trabajo de una forma maravillosa. Este es el significado real de la diáspora: que nos podamos reconocer mutuamente como mujeres que somos; que podamos re-vivir las experiencias del pasado con nuevas miradas y, así, re-significar nuestro lugar de origen. Entonces, y sólo entonces, tiene lugar la sanación y el futuro vuelve a ser posible.

Averigüe más sobre la Comisión de Verdad, Memoria y Reconciliación de las mujeres colombianas en la diáspora (CVMR).